EL MOMENTO PERFECTO PARA CADA PRENDA

 

El feriado de pascuas ameritaba para hacer un post de look y algo más especial. Hace algunos días, mientras viajaba en el bondi para ir a cursar la tesis de mi carrera me llegó un mensaje directo de una  lectora.  Ella era Luli y se animó a escribirme porque se había comprado un vestido tubo con cuello de tortuga divino pero tenía problemas para combinarlo. No encontraba la manera de vestirlo.

Estuvimos el resto del día conversando, me mandó una foto cuando llegó a su casa, después del trabajo, y le tiré algunas ideas para vestirse. De día y de noche. Era hermoso, de esas prendas simples multiuso que te hacen quedar bien en toda ocasión. Ella se sorprendió porque me comentaba que “las blogueras no suelen responder las consultas” y me extraño, a mí me encanta estar siempre en contacto con ustedes.

 

 

 

Seguido a la consulta de ella, publiqué en el stories de mi cuenta en instagram lo que estuvimos hablando y me llegaron al menos unas quince (si, ¡quince!) consultas distintas de ustedes que tenían que ver con bloguear y con estilo personal. Me tomé el tiempo de conversar con cada una. Desde esa tarde de miércoles y todo el jueves me sentí muy feliz por poder tener la oportunidad y el privilegio de que conversemos. A veces están silenciosas del otro lado. Escucharlas, leerlas. Entenderlas y entendernos.

Y este look que les comparto hoy, tiene que ver con muchas de las preguntas que me estuvieron llegando. Entendí que a veces, como mujeres, nos sentimos un poco presionadas por lo que se usa y lo que nos gusta. Entre lo que nos queda bien y lo que parece que tenemos que usar. Lo que al fin de cuentas refleja nuestra personalidad y lo que nos hace feliz.

Luli estaba un poco inquieta por no poder usar o combinar ese vestido que tanto le gustaba. A lo que yo le comentaba, entre tantas cosas, que a veces a pesar de que sentimos que la prenda es ideal para nuestra silueta lleva su tiempo encontrar el mood emocional o la ocasión de uso. No hay que desesperarse. Y algo así me sucedió mucho tiemp particularmente con esta falda de cuero estrellada y una de las camisas que me regaló mi novio de su marca, Bautista.

Con la falda, porque no encontraba el momento. Con la camisa porque tiene un valor emocional muy grande. Pero llegó el día, la tarde, el look y hoy en ese mix especial que hacen juntas se las comparto. Dos de las prendas que más quiero de mi guardarropas.

Fotos: Hey Nina Hey

Agradecimiento especial : Esplendor hoteles

POSTS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!