LEYENDO

7 HÁBITOS QUE TENÉS QUE EVITAR SI TRABAJÁS POR TU ...

7 HÁBITOS QUE TENÉS QUE EVITAR SI TRABAJÁS POR TU CUENTA

¿Sentís que trabajás 24X7 pero aún así no podés conseguir trabajos en forma sostenida? ¿Obtenés calificaciones y feedback regulares o bajos en tus trabajos aunque pensás que diste lo mejor? Si contestaste “sí” a ambas preguntas, es tiempo de parar y hacer un análisis.

Detenerse ante algunas prácticas que ya son rutina, y por eso no las cuestionamos, a veces es necesario para desterrar hábitos que perjudican nuestra carrera como freelancers y con ello, la posibilidad de obtener más y mejores clientes.

Estos son algunos hábitos en los que hay que reparar y revisar con urgencia:

Tomar más trabajos de los que podés manejar

Este es un error común que cometen  muchos freelancers. No te comprometas con muchos proyectos sin analizar si tenés suficiente tiempo para completarlos con la calidad que tu cliente espera. Antes de ofrecerte para un nuevo proyecto, calculá cuánto tiempo y recursos tomará y cómo aceptarlo impactará en tus actuales proyectos. 

No informar a tus clientes sobre el status de los trabajos

La comunicación es clave en cualquier relación, personal o profesional. Para evitar tener problemas con tu cliente, debes mantener una comunicación abierta. Enviándoles nuevos reportes del proyecto, no solo recibirán actualizaciones de status sino que mostrarás lo
profesional que sos. Hacer esto permite que ambos estén en la misma página.

Utilizar expresiones inadecuadas

Aunque tengas una relación de cercanía con tu empleador, siempre mantené la distancia que los separa. Evitá las expresiones de mucha confianza cuando les hables. Sé educado y profesional.


No conocer a tus empleadores lo suficiente

¿Mantenés un registro de cada proyecto en el que trabajaste y de los empleadores con los que colaboraste? Conocer a tus empleadores podría reportarte algún beneficio. Podrías utilizarlos como referencias para futuros proyectos, o tal vez ofrecerles una sociedad cuando tu negocio crezca.


Enviar propuestas sin personalizar

A los clientes no les gusta recibir propuestas en las que el copiar y pegar sea evidente. Las propuestas sin personalizar hacen creer que no estás interesado en el proyecto. Escribí una propuesta a medida si no querés hacer enojar a los empleadores o ser eliminado de la lista. ¡Mostrá determinación para ganar los proyectos!

Posponer constantemente los plazos de entrega

Así como tenés que analizar un proyecto antes de postularte, tenes que analizar cuánto va a tomar antes de comprometerte con un deadline. Si ganás el proyecto y no podes estimar el tiempo correctamente, posponer los deadlines va a causar malas calificaciones y feedback negativo de tus clientes.


Cambiar el precio de un proyecto después de obtenerlo

Imaginá que estás en un negocio y encontrás un producto increíble con descuento. Decidís que es una gran compra y lo querés llevar. Pero cuando vas a pagar, el precio volvió a ser el regular. Esto resulta muy desalentador. Esto mismo sucede con los empleadores cuando cambiás tu precio luego de obtener un proyecto. Tip: Los proyectos a veces resultan más complejos de los que pensabas, por eso debes conversar sobre ellos detenidamente antes de aceptarlos.

Que tu portfolio y tus clientes crezcan en cantidad y calidad depende de la atención que le prestes a estas prácticas habituales. ¡Revisalas lo antes posibles para hacer que tu negocio crezca!

Fuente: Freelance.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!