PONERTE LO QUE SE TE CANTA

Me encanta hacer posteos con títulos provocativos, lo admito. Es que a veces siento que estamos tan limitadas con esto de “seguir las reglas” que tengo ganas de romperlas. ¿Un ejemplo concreto? Nada me da más placer que ir a un evento de moda vestida con una remera genial que compré por dos mangos, que encontré en una feria americana o que me da la oportunidad de dar a conocer a una marca emprendedora e independiente. Cada vez que puedo lo hago. Es algo que forma parte de mi ADN. 

Y con esto no quiero ser hipócrita, me encantan algunas grandes marcas sólo algunas soy bastante particular con las que elijo, pero necesito sentirme identificada, que me toque el corazón. Sino ni lo pienso. Se los digo porque me costó mucho tiempo sentirme bien con lo que me ponía, dejar de tener mambos con mis piernas, con mis lolas, con la mirada ajena. Con vestirme sin pensar en etiquetas. Sólo pensando en lo que veo lindo de una prenda. Con experimentar mi propia identidad a través de la ropa lejos de los prejuicios y de la mirada ajena. 

Créanme que las que trabajamos en moda sobre todo, estamos muy expuestas a esto.Es el juicio sobre la apariencia lo que te restringe. Estás expuesta cuando salís “a trabajar” y cuando te vas crota a rendir un parcial a la facultad. Lo mismo cuando querés salir en alpargatas con tu novio a Starbucks. Sin embargo no reniego de eso, sí de tener que responder a un estereotipo. A lo que hipotéticamente se espera de mí.  A ser una bloguera devenida en “editora” de este nuevo espacio refrescado para mostrarles otra faceta de mí, un poco más profesional y no tan cargada de la auto referencia que producen muchos post con fotos de mí misma. 

En este fluir de la conciencia que les escribo verborrágicamente en esta sección que me fascina y por eso la mantengo, quiero decirles que lo mejor que tenemos de nosotras mismas es lo que no sé ve. Eso que te hace ser como sos. Lo que te define profundamente. Para vestirnos hay ocasiones en las que nos olvidamos de ello y empezamos a crear una imagen de nosotras basada en lo que “los que los demás quisieran que seamos superficialmente”. No hay nada más errado que eso. Por que si encontrás la manera de verte por fuera tal como sentís que sos por dentro, tenés todo el universo de la moda ganado. Ok, estoy exagerando. Bueno, gran parte de lo que buscás y  hace definir tu estilo personal.

No hay nada más lindo que encontrar ese pasaje especial entre quien sentís que sos y quien reflejás ser. Eso.  Encontrar eso es mágico. Un problema menos.

 

  1. Carolina

    21 Marzo

    Aplausos!!!!!! A veces cuesta quitarse el estigma pero hay que ir tras la MAGIA……

  2. Melanie

    21 Marzo

    Muy lindas palabras, gracias por compartirnos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!