LA REPÚBLICA DEL YO

Hace unos días, algunos comentarios me despertaron curiosidad. Qué por qué no mostraba más mi vida, que por qué ponía menos fotos mías que antes, que incluso hasta podés ser “menos genuino” si no posteás lo que hacés a diario. Como si se tuviera que llevar un registro social de cada movimiento que uno hace. La elección siempre es propia. No nos dejemos llevar por la ola.

Hace poco más de un año decidí hacer un cambio y el blog personal se convirtió en uno más editorial. Lo mismo con las redes sociales. Por eso  me sorprende que algunas recién lo noten. O quizás son nuevas pero se desorientan porque intento que esto no sea una “República del Yo”. Hablar de mí misma y de lo que hago, tooodo el tiempo me agota. De hecho hace años que no lo hago. Hablar desde mi ideología es más bien mi lugar. Desde lo que pienso y lo que siento. Pero el follow diario, el check in es demasiado cuando tomás conciencia de lo que estás haciendo.

Creo que estamos para otra cosa y para mí, hoy día es un desafío más grande hacer de It Style un lugar para hablar de moda, tendencias estilo de vida, contarles cosas reales pero desde otro lugar que no siempre implique salir yo con el lookete de moda de pies a cabeza. Me gusta, pero más me gusta sumar otras cosas que no sean sólo eso. Nunca fui así en estos nueve años. Y tener casi una década haciendo esto en donde vi cómo los blogs subieron como la espuma, como cayeron, como todo lo que importa es Instagram, y cómo mañana quién sabe que va a ser lo cool te llena de incertidumbre. A mí me gusta más lo permanente que lo efímero. Por eso sigo manteniendo los posteos a la old school. Ninguna aplicación de moda se fagocita lo que vengo haciendo, escribiendo, produciendo hace años. Una parte de mí está acá. Todos mis veintis. 

Antes para mí hacer eso del  “yo, bloguera” era rupturista y me abrió puertas. Hoy, hacerlo desde el mismo lugar de hace diez años me parece un bajón total. Me aburre. Por eso lo lleve a otro lado, evolucioné en la misma plataforma. ¿No les aburre? Es un “The Truman Show” las veinticuatro horas del día. Y por eso es que elijo estar en menos fotos y en las que salgo compartirles algún mensaje que sea algo más de “mirá que buena pilcha”.

Todo gira sobre el “yo”, dejamos momentos reales para tomar la foto, para mostrar lo regio que se la pasa. He visto influencers hacer bullying a colegas y ahora ser abanderadas del feminismo extremo. He visto en vivo y en directo lo frustrante que puede ser no subir los numeritos de seguidores en una cuenta. Fontcuberta tenia razón pero ahora se potenció con lo digital. No hay que perderse. ¿Qué quiero decir? Es una pregunta que me hago todos los días. Y si no tengo nada, callo la boca. Porque los silencios también dicen mucho. También vuelven más relevantes nuestras palabras e imágenes. 

¿Acaso somos conscientes de lo que estamos haciendo, viendo, consumiendo? Por esto y otras razones más decido editar este espacio con mi visión pero despegada de esa manera de hacer en redes sociales. Seamos más NOSOTRAS y no un grupo de chicas siguiendo a una YO hasta el infinito. Las redes son para comentar, compartir, opinar.  Decir, construir, pensar juntas ♥

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!