LEYENDO

¡ABAJO EL TABÚ DE IR A LA OFICINA EN ZAPATILLAS!

¡ABAJO EL TABÚ DE IR A LA OFICINA EN ZAPATILLAS!

POR SOFÍA RISLER

 

Hace un par de años atrás ir a trabajar en zapatillas estaba mal visto socialmente. Desde desprolija,  mal arreglada, dejada o irrespetuosa eran los posibles adjetivos con los que se definía a las que se atrevían a romper el protocolo y calzar sport.

Hoy los sneakers son tendencia a la hora de acompañar un outfit. Vestidos, blaizer , pantalones de vestir o de cuero,  polleras:  cualquier prenda combina a la perfección con estos. Ya no importa que tu vestimenta sea formal, las zapatillas son el toque distintivo que le ponen onda al look.

En el mercado ya no sólo encontrás las clásicas zapatillas deportivas. Las hay con plataforma, brillos, de colores, de lona y de cuero son algunas de las tantas variantes que existen, así que  definirlas como un calzado no muy estético para lucir en la oficina, ¡no es excusa! Hay diseños para todos los gustos.

 

Al margen de que es una moda, todas sabemos lo duro que puede ser estar entre ocho  a nueve arriba de tacos, la premisa de “trabaja duro y además hacelo sobre 6 cm de plataforma” no va más. Lo siento chicas, la Carrie Bradshaw que vive recorriendo Nueva York en tacones no es real.

Desde dolores en la rodilla, ampollas, calambres, molestias en la espalda, juanetes, callosidades o simplemente cansancio se exponen las mujeres que concurren a  trabajar con tacos. A todas estas dolencias hay que agregarle las clásicas y famosas caídas en público dónde más allá de la vergüenza podemos romper algo más que nuestro orgullo. Es ley, de la muerte, los cuernos  y tropiezos nadie se salva.

 


 

Por otro lado algunas mujeres argumentan que prefieren los tacos antes que las zapatillas porque se sienten inseguras con su baja estatura, aunque Lady gaga, Skakira o Pampita entre otras no demuestran que para comerse el mundo no hay límites ni de altura.

Si el estilo sporty está de moda y podemos elegir las zapatillas en nuestros estilismos diarios ¿Por qué no elegir ir a trabajar de forma cómoda? ¿Vale la pena sacrificar nuestros pies para lucir más elegantes o más alta? Definitivamente hay modas que matan, pero también hay modas que alivian.

 

POSTS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!