PERÚ: ¿TE ANIMÁS A VIAJAR SOLA?

POR LUCIA ALZARÁN

 

“En solitario” es la categoría que figura cuando realizas un viaje y no vas en familia, con tu pareja y/o amigos. Siempre me resultó un tanto cómico caracterizarlo así, ya que viajar solo, no implica ser o estar en solitario. Muy por el contrario, al encontrarnos en un lugar nuevo sin nuestros vínculos más cercanos, solemos estar más receptivos a los demás, a conectarnos más con la gente del lugar y sus costumbres. Y esto es, básicamente, lo que quiero transmitirles respecto de mi viaje a Perú y la experiencia de viajar sola.

El viaje surgió un poco improvisado y de manera abrupta. Estaba en un momento muy particular de mi vida: hacía casi un año que me había recibido de la Universidad, pero seguía en un trabajo que no estaba relacionado con mi profesión. Si bien esto era por una cuestión económica y creía que transitoria, el tiempo se iba estirando y yo me sentía bastante frustrada. En esa situación y ya llegando a fin de año, la pregunta por las vacaciones parecía casi un tema de conversación obligado.

Por mi parte, me encontraba tan focalizada en aquellos aspectos de mi presente que me disgustaban, que no había planeado nada. Hasta que en una de esas tantas conversaciones con compañeros de trabajo, alguien me preguntó ¿Te acordas que vos querías ir a Machu Picchu?. Y sinceramente no, lo había dejado atrás como tantos otros sueños postergados. Pero se ve que algo en mí esa pregunta movilizó, porque empecé tímidamente a realizar una búsqueda sobre el lugar en cuestión, los vuelos y hoteles… ¿qué perdía con sólo mirar?

Varias semanas después, me encontraba una mañana frente a mi computadora, colocando los datos de mi tarjeta. Me iba a Perú. ¿Sola? Sí, sola. No les niego que luego de hacer click en “aceptar” me agarró un miedo estrepitoso y mi mente empezó a boicotearme de una manera infernal. No se trataba de un viaje con grandes lujos ni de muchos días. Había pagado (en muchas cuotas sin interés) por una experiencia que sentía que debía vivir en ese momento, conociendo un mundo nuevo con mis propios ojos.

Así, pasaron los festejos de Fin de Año y empezó la cuenta regresiva hacia mi aventura. Documentación, chequeos médicos, armado de excursiones, mi cámara de fotos lista y la histeria del ¿qué me llevo?. La ida al aeropuerto, en medio de un caluroso enero en la ciudad. Allí, un avión demorado, un cambio de aerolínea y de ruta. Cinco horas de escala después, me encontraba en la ciudad de Cuzco y entre la gente que iba de un lado para otro con sus equipajes, un cartel con mi nombre (no niego haber pensado en abrazar a ese chofer del hotel, que enviaron a buscarme). Después, un té de coca, el mal de altura, un city tour y comprar lo básico: soles y un poncho para la lluvia.

Día tras día me subía a un micro para ir a un lugar nuevo. En lo alto, entre nubes y montañas,
descubría paisajes y una cultura mágica. En cada excursión, aprendíamos a conectarnos con nuestros compañeros de aventuras: argentinos, españoles, mexicanos y hasta del mismo corazón del África, unidos en ese recorrido. Entre caminos, cientos de escalones, ferias artesanales, la lluvia sorpresiva y comidas extrañas, estábamos nosotros. También llegó el día de conocer Machu Picchu: ir en micro, abordar un tren y luego otro micro hasta lo alto de la montaña. Yo, me encontraba entre un grupo de gente local, y un Guía turístico que decidió nombrarnos “familia” durante todo el recorrido. Juntos, fuimos parte de una experiencia maravillosa, en un lugar único en la Tierra.

Luego, la vuelta a Cuzco y mi cumpleaños. Una noche fría en la Plaza de Armas y un festejo
improvisado junto a otro turista argentino, en un local de comida rápida. Tras casi una semana en ese país, un último día de encuentros, paseos y caminatas en subidas, antes de abordar mi vuelo a Buenos Aires.

Sí, fui a Perú sola, pero no en solitario. Por eso, tengo miles de recuerdos, anécdotas e historias compartidas para contar. Vos, ¿alguna vez pensaste en viajar sola/o?. ¿Cuál sería tu destino soñado?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Mirá qué hay de nuevo en mi Instagram!